DeportesFutbol

Varios puntos en común

El Athletic se encuentra en tierra de nadie después de haber disfrutado de su título en la Supercopa y sufrido dos derrotas en sus otras tantas finales de Copa. El partido del pasado miércoles en el Villamarín vino a ser, por tanto, el aterrizaje del equipo bilbaíno en su dura y cruda realidad. Las siete jornadas que le restan para acabar la Liga servirán para afinar posiciones y, sobre todo, ir perfilando lo que puede ser la próxima temporada.

En Lezama no hay constancia del supuesto interés del Tottenham por Marcelino. El propio técnico asturiano se encargó el pasado miércoles de aclarar en el Villamarín que es feliz en el Athletic. En sus manos está, por tanto, ir confeccionando la plantilla de cara a la campaña venidera.

Algunas carencias detectadas por su antecesor en el cargo han quedado en evidencia a lo largo de estos cerca de cuatro meses que el entrenador rojiblanco lleva en Lezama. El equipo continúa siendo incapaz de ganar dos encuentros de Liga consecutivos, tiene serios problemas de cara al gol y los errores individuales le penalizan más de lo debido. Nada nuevo, por tanto, sobre el horizonte.

El bagaje liguero de Marcelino como entrenador del Athletic es de 14 partidos, de los cuales se han ganado y perdido tres y empatado los ocho restantes. Getafe y Granada en San Mamés y Cádiz en el Carranza fueron las víctimas de los leones. Los de Bordalás y Álvaro Cervera sucumbieron por goleada (5-1 y 0-4, respectivamente).

En estos dos encuentros, curiosamente, los pupilos del técnico asturiano firmaron casi la mitad de los goles que acumulan desde que se produjera el relevo en el banquillo. 9 sobre 20, lo que viene a significar que en los doce encuentros restantes el bagaje realizador superó ligeramente la decena de dianas (11 en 12 compromisos). Ni a uno por encuentro.

Las tres derrotas ligueras del Athletic de Marcelino fueron contra dos de los de arriba de la tabla. Frente al Barça dentro y fuera de San Mamés (2-3 y 2-1) y contra el líder Atlético en el Wanda (2-1). Los leones, a tenor de estos marcadores, han perdido siempre por la mínima y viendo puerta.

Demasiados empates

El problema del equipo bilbaíno en lo que al torneo de la regularidad hace referencia viene dado por sus numerosos empates. Empates que en buena parte de las ocasiones han debido caer del lado rojiblanco. Los errores individuales atrás y la falta de instinto y acierto matador arriba han pasado factura.

Estas ocho tablas se reparten a partes iguales. Cuatro en San Mamés y otras tantas lejos de Bilbao. Valencia, Villarreal, Eibar y Alavés sumaron en el estadio rojiblanco mientras Levante, Celta, Real y Betis cedían un punto como locales.

Los de Marcelino marcaron un total de cuatro goles en esos ochos encuentros empatados. Una diana, por tanto, cada dos choques. La repartición de las dianas también es equitativa respecto al lugar donde se consiguieron (dos en casa, dos fuera).

El bagaje global del Athletic durante estos catorce primeros partidos ligueros con el técnico asturiano en el banquillo se resume, por tanto, en 17 puntos sobre un total de 42; 20 goles a favor y 14 en contra. Garitano, por su parte, permaneció 17 encuentros con un balance de 18 puntos sobre 51 con 20 tantos a favor y 22 en contra.


Source link

Neto

Soy Neto, creador de LaNetaNeta.com Me apasiona leer y aprender, disfruto escribir y compartir publicaciones interesantes con el publico.

¿Ya viste esto?

Botón volver arriba